ElectrodomésticosFotosReviewsTecnología

Probado: Philips Airfryer… ¡Sirve para todo!

Philips Airfryer review

Hacer fritos en casa sin tener que sumergirlos en aceite siempre me ha parecido imposible, una utopía más propia de una película futurista que de la realidad de hoy… Sin embargo, tras probar la Aifryer de Philips, sólo me queda decir una cosa: ¿Por qué no la habían inventado antes?

No hay duda. A todos y todas nos gustan los fritos: patatas, croquetas, empanadillas, nuggets, filetes empanados, albóndigas, alitas de pollo… Por no hablar de los niños que se vuelven locos por todo lo que esté rebozado, empanado y frito. Y es que, claro, al aceite engorda una barbaridad pero le da un sabor delicioso a todos los platos. Aparte de la textura crujiente, claro… Sin embargo, si no queremos que la báscula se dispare (sobre todo la de los adultos), debemos reducir este tipo de platos al mínimo y dejarlos para momentos puntuales en los que darnos un “rico capricho”.

Empanadillas en la Philips AirfryerFritos con la Airfryer
Ya había oído hablar de las freidoras sin aceite porque en el mercado hay varios modelos, algunos un tanto “engañosos” en el sentido de que te incluyen un cucharón especial para llenar de aceite. Este no es el caso de la Aifryer. Con la freidora de Philips no hace falta emplear aceite, pero sí es necesario (o recomendado) “pintar” de aceite con un pincel o rociar los alimentos con un spray. Así se consigue, por un lado, que no se sequen tanto a causa del aire caliente que emite el aparato y, por otro, que el acabado sea más crujiente gracias a la película que forma el aceite en el exterior.

Empanadillas hechas con la Philips Airfryer

Empanadillas

¿Qué se puede freir en la Airfryer? Pues prácticamente de todo. Además de los resultados, una de las cosas que más me gustan de este aparato es que te permite experimentar con cualquier receta o plato que se te ocurra. Te puedes inspirar en el libro de recetas pero lo más divertido es “probar” con cualquier otra cosa y ver los resultados. Os recomiendo que sigáis también la página de Facebook de Cocina sana con Philips donde los usuarios publican recetas, hacen preguntas, y donde la firma ofrece información y contenidos muy útiles.

Para empezar a probar la Airfryer, lo primero que hice fueron (¡pues claro!) unas patatas fritas. Después de cortarlas, a mi me funciona ponerlas en un bol redondo, echar un chorrito de aceite virgen extra y moverlas ahí mismo, de este modo, todas se mojan un poco con el aceite y no hay que añadirle más. Una vez dentro del cestillo, ponemos en marcha la Aifryter durante 15 minutos a 180 grados. Es importante abrir y remover el cestillo de vez en cuando para que se hagan todas por igual y añadir minutos si es necesario. ¿Resultados? Muy ricas y crujientes, la verdad.

Provoleta con la Philips Airfryer

Provoleta gratinada

Alimentos congelados
Otra opción, claro, es comprar las patatas fritas congeladas. En este caso (lo mismo sucede con las alitas de pollo, nuggets, etcétera…) no es necesario añadirles ni gota de aceite. Y salen riquísimas!!! Nadie notará la diferencia.

Luego, todo es experimentar. Un día me quedé sin pan en casa para desayunar y saque unas rebanadas que tenía congeladas. Se me ocurrió meterlas en la Airfryer y ¡voilá! Descongeladas y crujientes como si hubieran salido de la tostadora. También puedes “fabricarte” un sándwich, por ejemplo de jamón y queso, y meterlo directamente en la Aifryer. El queso quedará derretido y el pan tostado y crujiente…

Pero si de verdad os gusta el queso derretido, os recomiendo hacer una provoleta en la Airfryer. En sólo 8-10 minutos tendréis un plato delicioso y muy atractivo que sorprenderá a quien invitéis a cenar. Sólo hay que colocar una rodaja gruesa de queso Provolone en un plato de barro e introducirlo en la Airfryer. Cuando veáis que ya está derretida, dejadla algo más para que la capa superior se ponga crujiente, y ¡listo!

Merluza rebozada con patatas en la Philips Airfryer

Merluza rebozada con patatas fritas

Rebozados y empanados
Lo que más hago habitualmente en casa, porque a los niños les encanta :-) son los filetes empanados y el pescado rebozado. Sólo hay que proceder de la forma habitual (pan rallado, huevo y pan rallado, o como soláis hacerlo), pasarle el pincel mojado en aceite por ambas caras y meterlos 10 minutos en la Aifryer. Del mismo modo, se pueden hacer berenjenas o calabacines rebozados, pimientos…

Berenjenas rebozadas con la Philips Airfryer

Berenjenas rebozadas

Y es que resulta de lo más versátil porque este aparato también sirve para la elaboración de postres y recetas dulces: bizcochos, magdalenas… En el libro de recetas hay unas cuantas que os invito a probar. Pero lo más importante es que os “inventéis” otras cuantas y ¡nos lo hagáis saber!

Ah, y a la hora de limpiarla, sólo hay que separar el cestillo de la cubeta y meterlo en la parte inferior del lavavajillas.  Si no tenéis, la tarea es algo más engorrosa pero igualmente eficaz. Otras bondades de este aparato es que se evitan los humos y olores habituales de cualquier fritura. Y, eso, ¡se agradece!

Conclusión: La Philips Airfryer es ideal para toda la familia. Permite tener listos de forma rápida y cómoda todo tipo de fritos saludables, además de servir para cocinar otros muchos platos, descongelar y tostar pan, elaborar postres, gratinar, etcétera. La única pega es su tamaño que, en ocasiones, no permite hacer muchas cantidades por lo que hay que repetir el proceso. El precio (199 euros) es posible que eche atrás a alguno pero no es tanto si tenemos en cuenta que se hará imprescindible en la cocina.

Más información sobre el producto, tecnología que emplea…

Página de Cocina sana con Philips Facebook 

Canal de Cocina sana con Philips en YouTube

 

Aquí os dejamos un vídeo promocional sobre la Philips Airfryer:


 

[author] [author_image timthumb=’on’]http://tecnoellas.com/wp-content/uploads/2011/11/Susana.jpg[/author_image] [author_info]
Susana Velasco

Me lo paso en grande con una cámara de fotos o de vídeo en la mano, siempre en busca de esos momentos únicos y espontáneos que no tienen precio. Las tabletas me parecen el inventazo del siglo y me vuelven loca los termómetros, barómetros y demás aparatitos de medición. ¡Ah! También me encantan los electrodomésticos…  [/author_info] [/author]

Share
Previous post

¿Lavar con burbujas y ahorrar? Ecobubble

Next post

Música con estilo en cualquier parte

Susana Velasco

Susana Velasco

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Escribe estas letras

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>