FotosInformáticaReviewsTecnología

Probado: libro electrónico BQ Cervantes

Cada día está más cerca la Navidad y llega el momento de decidir los regalos que queremos  y los regalos que haremos. En esta ocasión, y guiándonos por las tendencias actuales, hemos analizado el libro electrónico Cervantes, de la marca BQ. Un dispositivo que se puede convertir en un regalo perfecto tanto por su precio, como por su sencillo manejo. ¿Queréis saber lo que nos ha parecido?

Los ebooks serán, junto con las tablets, los regalos más demandados por muchos apasionados de la tecnología, y la lectura, durante estas Navidades. Y, por eso, nada mejor que conocer a fondo  uno de los modelos que más ventas ha registrado en los últimos meses en nuestro país. Se trata del ebook Cervantes, de la firma BQ, una compañía española que está pisando fuerte con productos tan asequibles como intuitivos.

Sencillo, muy sencillo

Cuando sacamos el libro Cervantes de su embalaje, la primera sensación es que apenas pesa y que es bastante delgado. A esto se une su tamaño perfecto para llevarlo a todas partes y, más aún, para leer tranquilamente sujetándolo con una sola mano.

En cuanto a su color, es necesario comentar que este dispositivo únicamente esta disponible en color negro, con acabado en brillo, y con detalles y controles en gris metalizado. La combinación es bastante atractiva, aunque es verdad que resulta algo formal y clásica. La única pega que encontramos a este respecto es que en su superficie se marcan las huellas con gran facilidad y lo más normal es que tengamos que pasar una bayeta con asiduidad si queremos mantenerla lo más impoluta posible (por supuesto, esto también depende de las manías personales de cada persona).

Pocos controles y muy sencillos

Insistimos en que, ante todo, se trata de un libro muy sencillo, con apenas cinco controles y con un menú de lo más intuitivo. Para encenderlo, tan sólo es necesario pulsar el único botón que incorpora en su parte superior derecha (siempre mirando el libro de frente). En ese momento, aparece el menú principal, que se compone de nueve iconos muy visuales encargados de conducirnos a nuestros libros favoritos, la biblioteca general, archivos de música, el historial, un diccionario, archivos de imagen y las opciones de ajustes. También, incluye un sudoku para entretenernos cuando decidamos descansar de la lectura.

Si queremos pasar de un icono a otro, lo haremos pulsando hacia cualquier lado, arriba o abajo, el control con forma circular que se encuentra en la parte inferior a la derecha. También, nos servirá para seleccionar la función a la que queremos acceder, para lo que tendremos que pulsar la parte central del botón circular.

Aparte del control principal, que nos ayudará a movernos por casi todas las prestaciones y, por supuesto, a seleccionar, avanzar o retroceder páginas, encontramos cuatro botones más en el lateral izquierdo. Sus misiones son las de volver al menú principal, retroceder una pantalla y proporcionar el menú de ajustes. Tan sólo es necesario pulsarlos una vez para aprender, rápidamente y de un sólo vistazo, la función a la que nos dirige cada uno.

Y, por último, dispone de dos controles alargados en su lateral derecho que nos resultan de gran utilidad, porque permiten agrandar o empequeñecer la letra de nuestros libros para que no tengamos que forzar la vista. Algo que, dicho sea de paso, es muy práctico para aquellas personas que adolecen de algún problema visual.

Lo que más nos ha gustado

Sin duda, este lector es perfecto para un público muy amplio. Ese es su principal punto a favor, ya que apenas hacen falta 10 minutos (más o menos) para familiarizarse con él, y encima resulta tan cómodo y sencillo que no debemos tener dudas a la hora de regalárselo a nuestros familiares o amigos de mayor edad, por muy poco acostumbrados que estén a la tecnología.

Además, hay algunos detalles a tener en cuenta que nos pueden ayudar a decidirnos por él: la batería tiene una increíble autonomía, por lo que podemos estar horas y horas leyendo sin preocuparnos de cargarla; podemos escoger el tiempo de espera hasta que la pantalla pasa a modo “apagado”, algo perfecto para ahorrar energía.

Su precio, ahora, en edición especial, 99 euros, está en consonancia con su sencillez, por lo que entendemos que es un producto idóneo para quienes quieren un producto que les ofrezca un rendimiento más que adecuado sin excederse en prestaciones avanzadas que, muchas veces, ni se utilizan.

Alguna pega…

Si tuviéramos que destacar algún aspecto que no ha gustado un poco menos, diremos que hemos notado una capacidad de respuesta algo lenta al pasar de una página a otra. Tampoco cuenta con funciones táctiles, algo a lo que tiende el mercado actual. Y si queremos proteger su pantalla, tendremos que adquirir una funda por separado.

Conclusión

 Una vez vistos los principales pros y muy pocas contras, tenemos que decir que estamos seguras de que el modelo Cervantes de BQ es un dispositivo que puede cumplir a la perfección las expectativas de muchos lectores que, ante todo, buscan un equipo donde leer a gusto y que no resulte especialmente complicado en su manejo ni pesado. ¡Una opción tan sencilla como práctica!

[author] [author_image timthumb=’on’]http://tecnoellas.com/wp-content/uploads/2011/11/Crisbio.jpg[/author_image] [author_info]
Cristina Herranz

Palabras como “gadget”, “equipo informático” o “dispositivo electrónico” casi no tenían cabida en mi vida hasta hace unos años. Sin embargo, desde que conozco este mundo, tengo que confesar que disfruto escribiendo sobre  todos esos “cacharritos” que nos entretienen y nos hacen la vida más fácil cada día.[/author_info] [/author]


Share
Previous post

D8000, la televisión más inteligente de Samsung

Next post

Estimular nuestros músculos sin cables

Cristina Herranz

Cristina Herranz

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Escribe estas letras

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>